Imagina

Imagina una civilización en la que los trabajos duros y rutinarios estén superados gracias al avance tecnológico. En la que no sea necesario basar el crecimiento en el esfuerzo humano. En la que no sean personas las que planten los campos y los cosechen. En la que las fábricas sean entornos seguros, ya que no hay trabajadores respirando ambientes insalubres o expuestos a potenciales riesgos, sólo máquinas realizando tareas programadas y que producen los bienes de consumo necesarios a un bajo coste humano. En la que el transporte se ha automatizado de tal forma que vehículos autodirigidos son capaces de desplazar los bienes de consumo entre los puntos de producción y sus destinos finales, en un proceso de tal nivel de automatización que incluso la carga de bienes es realizada de forma automatizada por máquinas robóticas preprogramadas a tal efecto.

Pues bien, esa civilización es la nuestra, y estamos a punto de llegar a ese nivel de tecnificación. Ahora bien, ¿como se hace la transferencia de una sociedad basada en el trabajo humano a otra basada en la automatización del trabajo? Eso está por ver.

Coincidirás conmigo en que es difícil imaginar un mundo tecnificado al extremo y a la vez masificado. ¿Qué sentido tiene consumir los recursos del planeta para mantener a una población de humanos totalmente inútil? Hasta el momento todos los imperios conocidos en la historia de la humanidad se basaron en la esclavitud o al menos en la explotación del hombre. El país con más habitantes era el más poderoso, el ejército más temible. Pero en esta tecnocivilización, es justo lo contrario. Mientras menos bocas tengas que alimentar más posibilidades de éxito tendrás. Tan solo hay que tener un mínimo de personas capaces de generar desarrollo, avance tecnológico. Es suficiente con tener el número necesario de individuos.

Image

Te inquieta, …  ¿Verdad?. No es para menos. Lo que quiero que sepas es que la crisis en la que está inmerso tu país no es una crisis coyuntural por un cambio de ciclo económico como las que estábamos acostumbrados, ni es el resultado combinado de la explosión de la burbuja inmobiliaria con una crisis financiera mundial, (que también). Lo que viene no es otro ciclo, es otro paradigma. ¿Quien va a ofrecer trabajo a toda la población desempleada de este país? ¿En qué sector? ¿Y en otros paises? Te habrás fijado en que los flujos migratorios no se han visto afectados por la crisis económica. Si la gente quiere seguir viniendo a esta parte del mundo, será que aún tenemos algo que ofrecer. … NO. Vienen porque en sus países no hay sitio para ellos. Nadie se ha interesado en dárselo. Y aquí tampoco lo hay, pero no lo saben. Como ves, el problema ya está aquí. Empezamos a sobrar muchos.

En pocos años los principales comercializadores del mundo van a empezar a montar fábricas en los países del primer mundo. Algunos han empezado ya. Y ese retorno se basa en la automatización completa de la fabricación de los bienes. Lo único que frena este movimiento son los altos regímenes fiscales de esta parte del mundo, porque el coste de la mano de obra ya ha salido de la ecuación. Pero no suspires aliviado, van a traerse la producción pero no los puestos de trabajo.

Veremos pronto como los paraísos fiscales se van a convertir en auténticas potencias industriales y comerciales. En los próximos años se llevarán el gato al agua los países que puedan ofrecer masa gris y bajos impuestos. Y si la fórmula se acompaña de una baja presión demográfica el éxito será seguro.

Pero sin impuestos no hay estado y volvemos al punto de partida

….   Continuará

Anuncios

El Abismo no puede ser el futuro

¿A dónde nos puede llevar una globalización mal entendida junto con una sociedad tecnológica en la que desgobiernos locales intentan capear profundas tempestades?

El mundo se ha convertido en un pequeño pañuelo, en el que si se produce un desgarro en una punta, la grieta puede alcanzar toda la superficie. Es imprescindible que seamos conscientes de esta realidad para poder afrontar las soluciones a nuestros problemas, que en la mayoría de los casos parecen locales y no lo son.

En España se asume que estamos inmersos en una gran crisis causada por los mercados, que estamos expuestos irremediablemente a las consecuencias de una burbuja inmobiliaria que en conjunción con una crisis financiera global va a hacer zozobrar nuestro país hacia una situación en la cual solo podremos salir a costa de renunciar a  nuestro bienestar social conseguido tras años de esfuerzo.

Nos creemos a pies juntillas que no se puede hacer nada, que la economía del país ha de pasar el calvario al que la estamos llevando entre todos para poder resurgir en base a unos nuevos cimientos de estado de austeridad en los que el cumplimiento de las obligaciones de la deuda hará volver a los inversores internacionales que generen la riqueza suficiente para aliviar la situación.

En esta creencia de resignación generalizada estamos, y es por ella posible vilipendiar a las clases trabajadoras con poco o ningún coste social mas allá de algunas manifestaciones y huelgas que, a pesar del creciente seguimiento, no parecen mermar la resolución de los poderes fácticos de acabar con el estado de bienestar y los derechos sociales. Lo que es más, estos movimientos ciudadanos son aprovechados por parte del la derecha más neoliberal para deteriorar la imagen de organizaciones sindicales y partidos políticos, la misma derecha que, en un frenesí de demagogia, sigue culpando a éstos de los estragos a los que la especulación y la desregulación de los mercados que ella misma promueve nos han llevado.

Es la pesadilla perfecta, no solo nos han creado un problema, sino que además no nos dejan darle solución. El miedo generado por la propaganda (muy bien orquestada) de los mismos a quienes no interesa que levantemos cabeza nos paraliza. Dispuestos estamos, pues,  a ser presa del mismo.

La situación es sencilla, sin embargo, aunque a algunos no les interese reconocerlo. La salida no lo es tanto, ya que implica ir contra los intereses de los poderosos. La crisis financiera global es la consecuencia directa de que el capital haya descubierto que es más rentable especular que invertir en crear riqueza. Los grandes holdings industriales han pasado a un segundo plano y es mucho mas lucrativo especular sobre futuros que invertir en ellos. Por eso la poca mano de obra industrial que aún quedaba en esta parte del mundo se está desplazando a las “economías emergentes” donde unas relajadas legislaciones laborales permiten la explotación del trabajador y por tanto un mayor margen empresarial.

Coyunturalmente en España gran parte de la economía estaba encadenada al sector de la construcción. Esta misma economía que había suplido la merma en los sectores industriales debida a la deslocalización ya expresada. ¿Y cuál es la solución que se nos propone? Que nos fijemos en el ejemplo alemán. Ejemplo de libro neoliberal en el que se han sostenido los costes de una reunificación con la pérdida de derechos de los trabajadores y de poder adquisitivo en general. La economía alemana se ha basado en estos últimos años en trabajos mal remunerados y con unas condiciones laborales cada vez más exigentes.

Se empeñan en hacer competir a las fuerzas de trabajo de los países. Competición perversa en la que gana quien pierde más derechos y es capaz de trabajar más por menos dinero.

Y para empeorar la situación, no hay más que mirar los avances tecnológicos en el campo de la robótica y de la inteligencia artificial para comprender que en un futuro no muy lejano no existirán industrias que den empleo a muchos trabajadores, sino que los bienes de consumo se producirán casi sin aporte de mano de obra humana salvo en las fases de diseño y montaje de la cadena de fabricación. En menos de 10 años las “economías emergentes” tendrán que cambiar su modelo de desarrollo ya que la fabricación de bienes de consumo volverá a deslocalizarse.

El camino de la globalización es sólo de ida. No cabe plantearse que las sociedades vuelvan a separarse y sean compartimentos estancos. Y partiendo de esa base hemos de propiciar una globalización total. Ahora mismo la estructura política del mundo pone a los gobiernos de los países y al sistema democrático que los mantiene a los pies de los intereses del capital. Capital que por otra parte no tiene la consciencia de que está produciendo una situación insostenible y que nos lleva al abismo irremediable.

Es vital, pues, acotar el margen de maniobra del capital y establecer unas reglas fiscales globales así como unos tratados de obligado cumplimiento respecto a condiciones laborales y salariales dignas y normalizadas.

Es necesario dar poder a organizaciones supranacionales que no estén supeditadas al antojo de políticos corrompibles. Un sistema en el que una cámara de representación está supeditada al albedrío de un consejo de jefes de gobierno es pasto de intereses espúreos, y nunca podrá ser la solución. Teníamos que ver como se han desarrollado los acontecimientos para conocer que esa solución que se adoptó en la construcción de Europa no era viable. Hemos de proponer un nuevo orden desde este continente y pasa por la creación de la Europa de las personas y no de los estados. Un europeo: un voto; una Europa: un gobierno, que imponga las reglas del juego globales pensando en los ciudadanos y nunca en los intereses del capital. Listas abiertas en circunscripciones locales en las que los representantes sean responsables directos de sus actos ante sus votantes. Una estructura global con perspectivas de expansión a otros países y que plantee reglas globales.

El futuro del planeta pasa por un reparto del trabajo y de los beneficios sociales entre la población. Será así o no será de ninguna forma.

??Por qu?? la reforma del Bachillerato implica cambios en la FP?

El problema del paro juvenil no est?? causado por la FP, y s?? por un
tejido productivo cada vez m??s esquel??tico, ya que la globalizaci??n
mal entendida por el capital y sin control por parte de los estados
est?? desplazando el trabajo hacia las “econom??as emergentes”.

La soluci??n a la crisis no pasa por copiar un modelo de FP dual alem??n
que est?? adaptado a un tejido productivo muy exigente en t??rminos de
formaci??n del trabajador, ya que el problema es que aqu?? no tenemos
tejido productivo ni inter??s por parte del capital por crearlo. ??Donde
est?? la demanda de profesionales que han de salir de la nueva FP?
??Como se le puede pedir a la empresa que defina el perfil del alumnado
que sale de los centros de FP? si en lo que est?? pensando la empresa
es en abaratar costes laborales y externalizar todo lo posible para
aumentar beneficios. ??D??nde est??n los inversores que van a crear este
tejido productivo capaz de absorber las necesidades de empleo de
nuestra juventud? ??Y donde est??n las empresas que van a financiar este
modelo de FP dual? ??O esta parte de la FP dual alemana no la vamos a
copiar?

La ??nica forma de crear empleo en esta parte del mundo es limitar la
explotaci??n de trabajadores en las econom??as emergentes y esto pasa
por cargar con aranceles las mercanc??as desarrolladas en ambientes
laboralmente abusivos, no por abaratar el despido, aumentar la jornada
laboral, ni disminuir beneficios sociales.

Si pagas cacahuetes, conseguir??s monos.

Vengo recibiendo un correo de manera recurrente haciendo referencia a los sueldos y beneficios en general de la clase política. Es fácil y natural echar la vista a ellos en un momento como el que vivimos. Pero creo que estamos equivocando el tiro aunque la diana no está muy lejos.

El título del post es una transcripción de un refrán inglés que siempre me ha hecho pensar.  Y que viene al caso como anillo al dedo. El problema que tenemos no es tanto del coste económico de la clase política que nos sustenta sino más bien del coste de su mala acción profesional. 

Es increíble que un político no tenga ninguna responsabilidad en los agujeros que crea en su acción profesional. Si un médico o cualquier profesional que se precie ha de responder por sus acciones en el ejercicio de su profesión. ¿Por que razón Camps no ha de responder por un agujero del 20 % del PIB valenciano, y sí por unos trajes que frente al dolo causado por su gestión son calderilla? 

Lo que necesita este país es una clase política compuesta por lo mejor, y para ello hay que ofrecer unos muy buenos sueldos y hacer muy atractiva la profesión, pero siempre acompañando este atractivo de la responsabilidad completa por los actos derivados del ejercicio del poder, de forma que los chorizos e incompetentes que pueblan los sillones de tantas administraciones se lo piensen dos veces antes de aceptar un cargo.

En resumen, sueldo sí -beneficios sí -responsabilidad toda. Con un sistema así no estaríamos en el agujero en que estamos.

Si proponemos que se baje el sueldo de los políticos solo conseguiremos que nos roben más o sean más corruptos.

Os pongo el texto del mensaje al que hago referencia y que NO comparto.

 Ley de Reforma del Congreso de 2011 (enmienda a la Constitución)
DESPIERTA ESPAÑA !
      

En tres días, la mayoría de las personas de este país tendrán este mensaje. Esta es una idea que realmente debe ser considerada y repasada para el Pueblo.

Ley de Reforma del Congreso de 2011 (enmienda de la Constitución de España)

1. El diputado será asalariado solamente durante su mandato. Y no tendrá jubilación  proveniente solamente del mandato.

2. El diputado contribuirá a la Seguridad Social. Todos los diputados (anteriores, actuales y futuros) que están actualmente en el fondo de jubilación del Congreso pasarán al régimen vigente de la Seguridad Social al día siguiente de la publicación de esta enmienda en el BOE. El diputado participará de los beneficios dentro del régimen de la S.Social exactamente como todos los demás ciudadanos. El fondo de jubilación no puede ser usado para ninguna otra finalidad.

3. Cada diputado habrá de pagar su plan de jubilación,  como todos los españoles.

4. El diputado dejará de votar su propio aumento de salario. Los aumentos de salario estarán previstos en función de una serie de tablas como las que rigen para todos los ciudadanos.


5. El diputado dejará su seguro actual de salud y participará del mismo sistema de salud que los demás ciudadanos españoles.

 6 El diputado debe igualmente cumplir  las mismas leyes que el resto de los españoles. Su inmunidad cesará con el cese de su mandato y los hechos delictivos que haya podido cometer habrán de ser juzgados una vez cese su inmunidad parlamentaria sin que, a efectos de prescripción, cuente el tiempo que haya ejercido como diputado.

7. Servir en el Congreso es un honor, no una carrera. Los diputados deben cumplir sus mandatos (no más de 2 legislaturas), después irse a casa y buscar empleo. 

Si cada persona pasa este mensaje a un mínimo de veinte personas, en tres días la mayoria de los españoles recibirán este mensaje.

La hora para esta enmienda a la  Constitución es AHORA.

ES ASÍ COMO PUEDES ARREGLAR EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS..

Si estás de acuerdo con lo expuesto, reenvía. Si no,  bórralo

Todos somos griegos.

Si preguntar al pueblo sobre su futuro desestabiliza Europa. Esta NO es la Europa de las personas.

2941681128_b7298a6ba1.jpg

Si no es la Europa de las personas, ??de quien es???
Somos esclavos de "los mercados", que no son otra cosa que el capital sin control.
Adem??s el control que ejercen hace que incluso la opini??n p??blica parezca adormecida ante la situaci??n.

Todos somos griegos.